• Se quedo viendo con nuevos ojos a su esposa. Ella seguía bella, radiante como el primer día y él se mantenía enamorado como cuando la conoció. De hecho, en cierto modo cada día era como conocerla de nuevo, el Alzheimer había avanzado demasiado.

  • Los insurgentes se reunieron en secreto. Cerraron puertas, ventanas, revisaron profundamente la casa. Cualquier vestigio de luz implicaba el escape del sonido y el final de sus planes. Tapiaron todo tan bien que olvidaron cómo abrir nuevamente. La Conspiración terminó una semana después de que comenzó.

  • Sentado con la cabeza gacha frente a un pastel de fresa uno sólo puede preguntarse dónde quedó la otra silla y qué es eso que nos molesta tanto.

  • Después de varios golpes dejó de sentir la quijada. Un zumbido le recordaba que no tenía muchas opciones y sólo debía aguantar un par de campanazos más. Dejó de sentir completamente, los golpes de su contrincante sólo eran como espasmos sobre sí. Ni siquiera supo cuando golpeó la lona ni si había llegado al décimo asalto. No supo si le iban a paga…[Read more]

  • Sintió la presión de la bolsa en el rostro y sólo pudo aspirar una bocanada de muerte.

  • Antes de continuar, el hombre escuchó sonar el teléfono. Quizá era la llamada que esperó durante horas. Se acercó tembloroso, levantó la bocina y escucho con atención: ¿Está satisfecho con el servicio de su compañia telefónica? Montó en cólera gritando a la operadora, había interrumpido el momento más importante de vida. Colgó con violencia el ap…[Read more]

  • Miauricio Jimenez commented on the post, teeth 2 months ago

    Lo examinó atentamente y era innegable. El pedazo de carne que estaba mordiendo tenía un diente bien formado. Eso superaca con creces los cabellos que había encontrado, pero no lo preparó para el ojo que lo miraba fijamente desde el plato mientras terminaba su bocado.

  • Miauricio Jimenez commented on the post, passenger 2 months ago

    Abordó el taxi y evadió toda charla. Sólo dio indicaciones al chofer y se limitó a mirar la ciudad por la ventanilla. La encontró decadente y lamentable. Nadie habría imaginado que darle poder a esos locos pondría todo en peligro. Ya no había nada que hacer. Llegó al bunker, ingresó el código de seguridad. Tomó los controles y dejó de ser pasajero…[Read more]

  • Miauricio Jimenez commented on the post, tumble 2 months ago

    Tropezó y cayó por la cornisa. Durante su caída no vio la película de su vida como dicen muchos que les pasa. Ni si quiera tuvo tiempo de pensar en sí mismo. Sólo fijó su mirada en las estrellas y una sensación de diminutez le invadió completamente. Su drama resultó tan ínfimo ante la magnitud del cosmos que se sintió ridículo y se dejó arrastr…[Read more]

  • Entró al lago con calma, un pie detras del otro. Sumergió los tobillos y comenzó a andar bañando sus pantorrilas, las corvas, los muslos. Cuando el agua rozó sus genitales se estremeció. Frente a sus ojos los amigos le animaban, daban gritos de alegría… de pronto uno de ellos lanzó un grito de terror y lo perdió de vista.

  • A la orilla del mar se acercan cangrejos a jugar entre los dedos de los pies. Brotan por diminutos agujeros en la arena y se escabullen por donde vinieron. Son tan fugaces como el cariño que un día nos juramos y que ahora se disolvió el polvillo que crea el arena.

  • Después de invertir todo su capital en la investigación para determinar los miedos infundados, el conocido empresario se enfrentó al mayor de sus miedos: vivir como los demás, con la incertidumbre durmiendo a su lado.

  • Llegamos a la vida en medio de fluidos y ansiedad. Aspiramos una bocanada de vida y apenas sólo sea el primer trauma que nos brinda.

  • Ese meneo era reconocible desde la distancia, anunciaba el acercamiento de un aluvión de feromonas emanadas de un ser elemental tan seguro de sí que dejaba de ser importante la genitlia. Su género era el deseo mismo.

  • Brincando en el trampolín casi podía tocar la copa del árbol, luego alcanzó a ver el techo de la casa, más tarde alcanzó una vista de todo el barrio, cuando llegó ver toda a la ciudad y se hizo de noche sólo le quedó una resolución, alcanzaría la luna y descubriría quién hace los hoyos ahí.

  • En el fondo de su corazón había una oscuridad siniestra que no quería que jamás saliera a la luz. El hombre lobo estaba seguro de que el resto de los monstruos no le entenderían ese amor imposible que sentía por la Santa Muerte.

  • Después de haberse establecido bajo el puente, sólo fue cosa de asegurarse que la lluvia no haría crecer el cauce del río y sería incapaz de llevarse su amor o al bebé recién nacido.

  • La secadora contenía una revolución en su interior. La revuelta de la ropa representaba a todas las clases sociales moviéndose frenéticamente para encontrar un lugar más afortunado en medio de la maraña, el caos y el calor de la lavandería.

  • El paramédico llegó tarde. La mujer llevaba dos horas al pie de la escalera con el cuello roto y nadie pude hacer nada para salvarla. Se llevaron el cadáver, pero olvidaron algo importante: su fantasma.

  • Miauricio Jimenez commented on the post, lack 3 months ago

    La falta de sexo le provocaba un dolor agudo en un sitio indeterminado entre la cabeza y cariño. Su pareja no sufría esta indeterminación desde que suplía la ausencia con alguien más.